Iznik y Tirilye

Desde nuestra base de operaciones en la ciudad costera de Mudanya, Anita, Basak, los niños y yo hicimos algunas excursiones a interesantes lugares cercanos, fuera de las rutas turísticas habituales en Turquía.

Süleyman Pasa Madrasa, Iznik, Turquía

Madraza de Süleyman Pasa, Iznik, Turquía

Concretamente, optamos por visitar los pequeños pueblos de Iznik y Tirilye. El primero de ellos fue uno de los lugares más importantes de los imperios romano y bizantino en Anatolia y un centro de artesanía reconocido mundialmente durante la época otomana. Sin embargo, como descubriréis en breve, en la actualidad resulta complicado imaginarse ese glorioso pasado. Por su parte, Tirilye no cuenta con una historia tan intensa, ya que se trata de un tranquilo pueblo situado en lo alto de una colina en la costa del mar de Mármara, cuyo principal atractivo son sus impresionantes vistas.

Iznik o Nicea

Iznik, conocida históricamente como Nicea, fue una importante ciudad cultural durante el imperio romano. Posteriormente, se convirtió brevemente en la capital del imperio bizantino, allá por el siglo XIII. Finalmente, los otomanos conquistaron la ciudad en el siglo XIV y le cambiaron el nombre. Actualmente, se trata de un pueblo bullicioso y algo polvoriento dedicado a la agricultura -los campos de olivos se extienden durante kilómetros en los alrededores.

Nicea y la cristiandad

La importancia de Nicea en el imperio romano es clara, pues aquí se celebró el primer concilio ecuménico de la cristiandad. ¿Y esto que significa? Yo también me lo pregunté durante mi visita a Iznik, pues mis conocimientos religiosos son bastante limitados. Pues resulta que en el año 325 se reunieron aquí todos los obispos de la iglesia para unificar criterios. Y así, en este idílico pueblo a orillas de un inmenso lago, las autoridades eclesiásticas decidieron las fechas para celebrar la Pascua (ya podían haber fijado unos días concretos), definieron la divinidad del hijo de Dios y formularon el símbolo de fe, conocido como credo niceno. En otras palabras, en Nicea se tomaron importantes decisiones que todavía afectan a los cristianos de todo el mundo.

En el lago Iznik, Turquía

Nuestro propio concilio junto al lago Iznik, Turquía

De esta etapa en la historia de la actual Iznik se conservan parte de las murallas, con algunas de sus puertas; algunos restos de bajorrelieves, sarcófagos, estatuas,… que se encuentran en el museo arqueológico (cerrado por reformas desde hace un par de años, aunque desde la valla se puede ver parte de la colección que tienen en el jardín); y la iglesia de Santa Sofía.

Sarcófago bizantino en Iznik, Turquía

Sarcófago bizantino en Iznik, Turquía

La iglesia de Santa Sofía fue construida originalmente en el siglo IV sobre un templo anterior. Tras la conquista otomana se convirtió en mezquita, pero quedó en ruinas a principios del siglo XX. Después de décadas de abandono, en los últimos años el gobierno turco ha invertido en su reconstrucción y vuelve a ser una mezquita. Aún así, todavía se pueden apreciar algunos murales bizantinos. Se trata de un lugar un tanto extraño porque hay partes que parecen medio en ruinas, luego están los murales y otros restos bizantinos y, a la vez, gente rezando mirando a la Meca.

Restos bizantinos en Aya Sofia, Iznik, Turquía

Restos bizantinos en Santa Sofía, Iznik, Turquía

Iznik en el imperio otomano

Con la llegada de los otomanos, las cosas cambiaron radicalmente en Iznik, y no me refiero solo al nombre. El pueblo literalmente se vacío y nunca recuperó la población que tenía en tiempos bizantinos. Además de convertir la iglesia ortodoxa de Santa Sofía en una mezquita, los nuevos moradores construyeron baños turcos, madrazas y otras mezquitas, la más famosa de las cuales es la mezquita verde, que todavía se utiliza más de 600 años después.

Minarete de la mezquita verde, Iznik, Turquía

Minarete de la mezquita verde, Iznik, Turquía

Más adelante, en el siglo XVI Iznik se convirtió en el centro neurálgico de la industria de la cerámica y los azulejos del imperio otomano. Toda mezquita y palacio de renombre empezó a utilizar las decoraciones elaboradas aquí, que tienen unos diseños inconfundibles. Un buen ejemplo de los azulejos se Iznik se puede apreciar, por ejemplo, en el palacio de Topkapi en Estambul.

Azulejos de Iznik, Turquía

Azulejos de Iznik, Turquía

El gusto por la cerámica de Iznik duró un par de siglos y después el pueblo se dedicó en exclusiva a la agricultura. Sin embargo, todavía quedan algunos artesanos (debería decir artesanas porque todas eran mujeres) a las que puedes ver decorando platos en alguno de los mercados de artesanías del pueblo. También se pueden comprar azulejos de varios siglos de antigüedad (o por lo menos, eso aseguran los vendedores).

Artesana en Iznik, Turquía

Artesana en Iznik, Turquía

Espero no haberos aburrido demasiado con tantos detalles históricos, ya sabéis que a veces me emociono con la historia y hoy me ha salido el post cultureta. En todo caso, fue un intenso día de visita en Iznik, en el que recorrimos el pueblo de cabo a rabo con un calor de la muerte -debía hacer 35ºC por lo menos.

Tirilye

La segunda excursión que hicimos desde Mudanya no nos llevó muy lejos. Sólo necesitamos seguir la preciosa carretera de la costa durante 20 kilómetros para llegar a Tirilye. Pertrechado en lo alto de una colina junto al mar de Mármara, este pueblo de apenas 2.500 habitantes parece vivir ajeno a los visitantes que se acercan para disfrutar de las vistas y el ambiente del lugar.

Tirilye con el mar de Mármara al fondo, Turquía

Tirilye con el mar de Mármara al fondo, Turquía

Aunque Tirilye nunca tuvo la importancia histórica de Iznik, sí fue un centro comercial de primer orden durante el imperio bizantino. Por otro lado, el pueblo estuvo habitado mayoritariamente por griegos hasta el intercambio de población entre Turquía y Grecia en 1.923 (uno de los mayores movimientos forzosos de población de la historia). Así, los monasterios e iglesias ortodoxas de Tirilye fueron reconvertidas en mezquitas o abandonadas y desgraciadamente ahora sólo quedan ruinas de estos edificios.

Antigua iglesia ortodoxa de Tirilye, Turquía

Antigua iglesia ortodoxa de Tirilye, Turquía

Nuestros días en Mudanya fueron extremadamente productivos, ya que tuvimos la ocasión de visitar las interesantes Bursa, Iznik y Tirilye. Pero además, nuestros anfitriones, los padres de Basak, hicieron gala de la hospitalidad turca y nos trataron de maravilla. ¡Con gente así da gusto venir a Turquía! Nos dio un poco de pena marcharnos (supongo que a ellos les dio más pena ver irse a sus nietos), pero todavía nos quedaba por explorar la fantástica Estambul.

Mas fotos

Si te has quedado con ganas de ver algo más de Iznik y Tirilye, puedes visitar el siguiente álbum web.

Suscríbete

Para suscribirte al blog y estar al día de las aventuras de Gacela, sólo tienes que rellenar el siguiente cuadro con tu e-mail:


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *