Presa Hoover: una guía práctica

La presa Hoover es una de las maravillas de la ingeniería del siglo XX, lo que unido a su accesibilidad, la convierten en uno de los lugares más visitados de la región.

Presa Hoover, Estados Unidos

Presa Hoover, Estados Unidos

La estructura de hormigón que detiene en seco al río Colorado resulta bastante impresionante, no sólo por grandiosidad, sino por el estilo art decó empleado en su construcción.

Algunos argumentan que es uno de los mejores y más finos ejemplos de este estilo arquitectónico en el mundo.

Por otro lado, resulta sencillo visitar la presa por cuenta propia. Aquí van algunos consejos para aprovechar al máximo tu paso por la presa Hoover.

Cómo llegar hasta la presa Hoover

La presa Hoover se encuentra a unos 55 kilómetros de Las Vegas, junto a la autopista 93, la misma que conduce hasta el Gran Cañón. Hay que tomar la desviación señalada como Hoover Dam (en obras en el verano de 2017) y seguir la carretera unos 4 kms. hasta la presa. Se tarda aproximadamente 1 hora desde el centro de Las Vegas.

Presa Hoover y río Colorado, Estados Unidos

Presa Hoover y río Colorado, Estados Unidos

Esta accesibilidad hace que sean infinidad los visitantes que realizan una parada en el camino para explorar este icónico lugar.

Aparcamiento

La pequeña carretera que llega hasta la presa desde la autopista te conduce primero hasta un aparcamiento de pago -cuesta 10$-. No obstante, si continuas por la carretera, cruzando la presa hay varios aparcamientos gratuitos. Conclusión, NO hace falta pagar para aparcar en la presa Hoover, sólo hay que tener paciencia y cruzar a Arizona.

Lugares de interés

Está claro que lo interesante de este lugar es la presa en sí, que se puede apreciar desde cualquier punto del recinto. No obstante, aquí van algunas ideas para sacar el máximo provecho a la visita.

Caminar sobre la presa

Después de conducir sobre la presa para llegar hasta el aparcamiento gratuito, lo ideal es deshacer el camino a pie y disfrutar de la sensación de encontrarte sobre esta fascinante estructura.

Pared de hormigón de la presa Hoover, Estados Unidos

Pared de hormigón de la presa Hoover, Estados Unidos

Art decó en la presa Hoover

Como decíamos, el estilo art decó caracteriza la parte estética de la presa. Los responsables del proyecto decidieron que una infraestructura de semejante calado no podía ser sólo funcional y contrataron a renombrados arquitectos para mejorar su estética.

Así, son varios los elementos que incluyen este estilo arquitectónico, desde las torres de toma hasta los ascensores, pasando por puertas y un pequeño memorial. Si se hace alguno de los tours, se puede apreciar este interesante estilo en el interior de algunos edificios. Si no es el caso, siempre se puede optar por visitar el baño en una de las estructuras sobre la presa. Es gratis y te da una idea de la decoración en los interiores.

 

Torres de toma, Presa Hoover, Estados Unidos

Torres de toma, Presa Hoover, Estados Unidos

En el exterior destaca un memorial -con esculturas, bajorrelieves y una bandera gigante de Estados Unidos- y, por supuesto, las torres de toma, que constituyen unos de los elementos más característicos de la presa Hoover y son un claro exponente de la arquitectura art decó

Memorial Bridge

La autopista que cruza el río Colorado en este punto es de muy reciente construcción -fue finalizada en el 2010-, pues antes se utilizaba la pequeña carretera que circula por encima de la presa. Aprovechando esta nueva infraestructura, los arquitectos tuvieron la brillante idea de añadir una sección para peatones. De esta manera, es posible apreciar la presa Hoover desde arriba.

Presa Hoover desde el Memorial Bridge, Estados Unidos

Presa Hoover desde el Memorial Bridge, Estados Unidos

Eso sí, para llegar hasta el puente hay que subir unas cuantas escaleras -o ascender una rampa-. El trayecto se encuentra amenizado con infinidad de información sobre la construcción del puente. En definitiva, merece la pena.

Vista panorámica del lago Mead

La carretera de la presa cuenta con una pequeña desviación que nos lleva hasta un punto panorámico en el que apreciar la inmensidad del lago Mead, el embalse más grande de todo Estados Unidos. Este lago artificial se formó al construirse la presa. Lo más curioso es observar esta inmensa masa de agua en mitad del desierto, pues da la sensación de que está completamente fuera de lugar.

Panorámica del lago Mead, Estados Unidos

Panorámica del lago Mead, Estados Unidos

Visitas guiadas

Como ocurre en casi todos los lugares de interés de Estados Unidos, las opciones para una visita guiada son variadas. En este caso concreto, se puede:

  • Visitar el centro de visitantes: 10$
  • Visita guiada a la central hidroeléctrica, incluye la entrada al centro de visitantes: 15$, media hora
  • Visita guiada a la presa, incluye la entrada al centro de visitantes, a la central eléctrica y a los pasadizos de la presa: 30$, 1 hora aprox.

No obstante, hay que tener en cuenta que las visitas guiadas no siempre están disponibles. Por cuestiones de mantenimiento u otros motivos, a veces sólo es posible conocer el centro de visitantes. Además, los tours son exclusivamente en inglés.

Por otro lado, existen infinidad de paneles informativos en el recinto. Por lo que, si una no dispone de tiempo suficiento -o de dinero para gastar-, se puede aprender sobre la presa por cuenta propia. Eso sí, te pierdes las entrañas de la construcción.

Historia de la presa Hoover

La construcción de la presa Hoover se realizó por dos motivos fundamentales. Uno, evitar el desbordamiento del río Colorado durante el deshielo. Y dos, proporcionar agua de manera fiable a los cultivos de regadío y la población del sur de California, Arizona y Nevada. Además, la presa también generaría electricidad, que sería utilizada para financiar la construcción y cubrir los gastos de mantenimiento.

Así, para el desarrollo del proyecto se tuvieron que poner de acuerdo todos los estados con intereses en el río Colorado. Una vez alcanzado el acuerdo, la construcción comenzó en 1931. Nunca antes se había construido una estructura de hormigón de semejante tamaño y se tuvieron que implementar nuevas técnicas. Además, las condiciones de trabajo en el desierto supusieron una dificultad añadida. En todo caso, 5 años después, y tras más de un centenar de vidas perdidas, se inauguró la presa.

Vista del Memorial Bridge desde la presa Hoover, Estados Unidos

Vista del Memorial Bridge desde la presa Hoover, Estados Unidos

La producción de electricidad comenzó poco después. La central hidroeléctrica es capaz de proporcionar energía a unos 600.000 norteamericanos. No obstante, la sequía sufrida por la región y la mayor demanda de agua para regadío, han limitado los kilowatios generados en los últimos años. Últimamente, la central sólo se pone en funcionamiento en momentos de pico de demanda. Y si el nivel de agua del lago Mead sigue descendiendo, la central dejará de ser capaz de producir electricidad. (¿Quién dijo cambio climático?)

Por otro lado, durante la mayor parte de su vida, la presa Hoover también sirvió de carretera, uniendo los estados de Nevada y Arizona. Esto cambió en 2010 con la inauguración del tramo de autopista conocido como Memorial Bridge.

La presa Hoover en el cine

A todos nos suena de algo la famosa presa Hoover y es que ha sido escenario de más de 50 películas a lo largo de sus 80 años de historia. Las cintas más populares incluyen Transformers, Superman (la original), Soldado Universal, En tierras Salvajes o Sólo los tontos se enamoran.

¿Estáis listos para conocer la presa Hoover? ¿Alguien tiene más recomendaciones? Espero que esta pequeña guía haya sido de utilidad.

Más información

También te puede interesar

Guías de viaje

Si te ha gustado esta entrada y tienes intención de comprarte una guía, puedes hacerlo en algunos de estos enlaces de Amazon y así ayudar al blog:

LP EEUU

Lonely Planet EEUU

Gui?as visuales EEUU

Gui?as visuales EEUU

Trotamundos EEUU

Trotamundos EEUU

Seguro de viajes

¿Necesitas un seguro de viajes para tus aventuras por Estados Unidos? Aquí puedes obtenerlo fácilmente:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *