Crystal Cove: acampando con vistas al Pacífico

El Parque Estatal Crystal Cove es un espacio natural que no esperas encontrarte en la turística costa sur de California.

Zona de acampada en Crystal Cove, California

Zona de acampada en Crystal Cove, California

Situado en el famoso condado de Orange, entre Laguna Beach y Newport, se trata de un lugar popular tanto entre los habitantes de la zona como entre los turistas de otros lugares de Estados Unidos.

Los primeros aprovechan la ausencia de asfalto para pasear con tranquilidad -o a toda velocidad- por los senderos del parque o disfrutar de su kilométrica playa. Por su parte, el camping junto al mar es muy popular entre los visitantes.

Yo tengo que decir que elegí este parque estatal porque se podía acceder con transporte público. Estaba un poco cansada de depender de la amabilidad de conductores anónimos.

No obstante, para salir de mi anterior destino, el Bosque Nacional San Bernardino, conté con la inestimable ayuda de una pareja que incluso se desviaron varios kilómetros de su destino para dejarme en la estación de ferrocarril de Riverside.

Me llevó prácticamente todo el día recorrer los 150 kilómetros que me separaban de Crystal Cove. Después del autoestop, tomé un tren hasta San Clemente y de allí un autobús que circuló por la preciosa costa californiana durante más de una hora hasta llegar a la playa del parque estatal.

Parque Estatal Crystal Cove

El Parque Estatal Crystal Cove se divide entre una extensa playa -incluyendo algunas viviendas protegidas- y un espacio interior lleno de senderos.

Océano Pacífico desde el Parque Estatal Crystal Cove, California

Océano Pacífico desde el Parque Estatal Crystal Cove, California

Como no podía ser de otra manera, la playa es el lugar más popular del parque. No obstante, la zona interior también tiene su encanto.

Playa de Crystal Cove

Cuando llegué a la playa de Crystal Cove estaba agotada y hambrienta (¡llevaba 7 horas de viaje!). Por lo que allí mismo en la arena planté mi equipo de cocina y me dispuse a disfrutar de un almuerzo-merienda-cena con el sonido de las olas como telón de fondo.

Cocinando en el Parque Estatal Crystal Cove, California

Cocinando en el Parque Estatal Crystal Cove, California

La playa de Crystal Cove se extiende más de 5 kilómetros, flanqueada por unos pequeños acantilados. Un espacio natural precioso en el que disfrutar del océano Pacífico. Además, al contrario que en sus pueblos vecinos -turísticos destinos vacacionales- la playa del parque se encuentra prácticamente desierta.

No obstante, no todo es naturaleza virgen en el parque, pues una parte del mismo está compuesto por unas casitas playeras de los años 30 y 40. Se trata de 45 cottages que son uno de los ejemplos mejor conservados de arquitectura costera de la época en California.

Playa del Parque Estatal Crystal Cove, California

Playa del Parque Estatal Crystal Cove, California

Mi única queja de la playa de Crystal Cove es que a pesar de ser finales de mayo, el tiempo parecía más bien invernal. Esto es, invernal californiano. Estaba nublado y gris e incluso hacía un poco de fresco.

¡Vaya con el casi verano en el sur de California! Porque además no vi un rayo de sol en la costa californiana en los 10 días que pasé en la zona.

Interior de Crystal Cove

Por su parte, la parte no costera del parque estatal ocupa 2.400 acres en los que las únicas edificaciones son las letrinas instaladas junto a sus 3 zonas de acampada. Y la única manera de explorarlos es a pie recorriendo algunos de los 30 kilómetros de senderos.

Parque Estatal Crystal Cove, California

Parque Estatal Crystal Cove, California

La vegetación de Crystal Cove consiste en flores y pequeños arbustos, que permiten otear el horizonte y son hogar de millones de conejos. En realidad, nada demasiado emocionante, excepto si te topas con alguna de las serpientes de cascabel -¡hay que andarse con ojo!- o de los correcaminos que también habitan allí.

Conejo en el Parque Estatal Crystal Cove, California

Conejo en el Parque Estatal Crystal Cove, California

Yo vi mi primer correcaminos y lo primero que pensé es que era mucho más pequeño de lo que me imaginaba. Supongo que los dibujos animados no son a tamaño natural.

Lo mejor del parque son sin duda las preciosas vistas del océano Pacífico que se obtienen desde lo alto de sus colinas. En todo caso, un paisaje muy diferente del que había experimentado los días enteriores en el Bosque Nacional San Bernardino.

Acampada en el Parque Estatal Crystal Cove

Tras mis aventuras rústicas en el Bosque Nacional San Bernardino, no os penséis que acabé en un sitio de acampada mucho más civilizado. Pues, aunque Crystal Cove se encuentra en plena civilización, el camping en el que me alojé -Lower Moro Campground- era casi tan rústico como el de mi anterior destino. Situado en el interior del parque tenía letrinas, pero no había ni asomo de agua potable. La fuente más cercana se encontraba a más de 5 kilómetros.

Acampada en Crystal Cove, California

Acampada en Crystal Cove, California

Nada que ver con el camping principal junto al océano, que parecía contar con todas las comodidades. Claro que éste, además de salirse de mi presupuesto, se encontraba lleno.

Ante el inconveniente que suponía recorrer más de 1 hora para conseguir agua, me quedé en Crystal Cove sólo una noche. El mal tiempo, con llovizna nocturna incluida, también me ayudó a tomar esta decisión.

Así, ya sólo me quedaban un par de semanas de periplo en Estados Unidos, que aprovecharía para pasar unos días en compañía de buenos amigos en San Diego y explorar los parques nacionales de Kings Canyon y Sequoia. Pero esas historias vendrán en los próximos días…

También te puede interesar

Guías de viaje

Si te ha gustado esta entrada y tienes intención de comprarte una guía, puedes hacerlo a través de estos enlaces de Amazon y así ayudar al blog:

LP EEUU

Lonely Planet EEUU

Gui?as visuales EEUU

Gui?as visuales EEUU

Trotamundos EEUU

Trotamundos EEUU

Seguro de viajes

¿Necesitas un seguro de viajes para tus aventuras por Estados Unidos? Aquí puedes obtenerlo fácilmente:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *