Bursa: antigua capital otomana

Después de nuestras aventuras en Izmit y alrededores, llenamos el pequeño Toyota Yaris de Basak con 4 maletas, 2 sillas de niños, con sus respectivos dueños, y 3 adultos -todavía me sorprende que cupiera todo- y pusimos rumbo a Bursa, una de mis ciudades favoritas de Turquía.

Plaza en el interior del mercado de la seda, Bursa, Turquía

Plaza en el mercado de la seda, Bursa, Turquía

Los aproximadamente 2 millones de habitantes de Bursa disfrutan de una ciudad llena de parques y vegetación en la ladera de uno de los sistemas montañosos más elevados del país, Uludag. Sin embargo, nosotras nos alojamos a unos 30 kilómetros de la ciudad, en el pueblo costero donde viven los padres de Basak. Mudanya, que así se llama el sitio, no cuenta con nada especialmente reseñable excepto un paseo marítimo que se llena de familias paseando al caer la noche. Aún así, fue la base de operaciones perfecta para explorar Bursa, Tirilye e Iznik.

Bursa fue la capital del imperio Otomano durante el siglo XIV y hasta la conquista de Constantinopla (la actual Estambul) en 1453 y de este periodo datan los edificios más significativos de la ciudad, esto es, los conocidos como la mezquita y el mausoleo verdes y el bazar de la seda.

Bursa, Turquía

Bursa, Turquía

Mezquita Verde

La mezquita Verde, también conocida como mezquita de Mehmed I, fue construida en torno al año 1.420 y constituye uno de los primeros ejemplos de la nueva arquitectura otomana que dominaría posteriormente el imperio. En teoría el nombre de la mezquita proviene de los azulejos que decoran gran parte de su interior, aunque para mí son más bien de color azul. En todo caso, la mezquita es realmente impresionante.

Mezquita Verde, Bursa, Turquía

Mezquita Verde, Bursa, Turquía

Además de su importancia histórica, el edificio se sigue utilizando en la actualidad y es uno de los centros religiosos más importantes de la ciudad. De hecho, durante nuestra visita el imán nos deleitó recitando algunas estrofas del corán -a mí me pareció que estaba más bien cantando, pero me aseguraron que no. Dedicid por vosotros mismos:

Mausoleo Verde

A escasos 100 metros de la mezquita verde se encuentra el mausoleo del mismo nombre, donde se encuentran enterrados el sultán que los construyó y su familia más cercana. Los sarcófagos que se encuentran en el interior del mausoleo están decorados con intrincadas inscripciones en los mosaicos (¿azules de nuevo?) que los cubren.

Tumba Verde, Bursa, Turquía

Mausoleo Verde, Bursa, Turquía

Aunque Bursa no recibe muchos visitantes (sobre todo en comparación con otros lugares en Turquía), todos los que pasan por la ciudad hacen una parada en este complejo en lo alto de una colina. El lugar es especialmente popular con los turistas de Oriente Medio y no pude más que sorprenderme al ver a mujeres cubiertas con un burka soportando los más de 38ºC que hacía ese día.

Interior de la Tumba Verde, Bursa, Turquía

Interior del Mausoleo Verde, Bursa, Turquía

Mercado de la seda

Koza Han, o el bazar de la seda, data de finales del siglo XV. Desde entonces aquí se comercia con textiles de seda, uno de los productos por los que Bursa es más reconocido. La fachada puede llevar a engaño, pues el mercado es realmente grande, con 2 plantas llenas de tiendas (aunque a mí me dio la sensación de que todas tenían la misma mercancía).

Entrada al mercado de la seda, Bursa, Turquía

Entrada al mercado de la seda, Bursa, Turquía

Las tiendas y los mercados no son mis lugares favoritos (ni viajando soy capaz de superar esta fobia), pero no puedo decir lo mismo de mis compañeras de aventuras. Afortunadamente, el interior de este mercado cuenta con una tranquila plaza llena de árboles y teterías, que resultó ser el lugar perfecto en el que esperar mientras Anita y Basak hacían sus compras.

Mercado de la seda, Bursa, Turquía

Mercado de la seda, Bursa, Turquía

Hamam

Otra de las atracciones de Bursa son las aguas termales que brotan de la montaña y se utilizan en los baños turcos de la ciudad. Visitar un hamam es una de las experiencias imprescindibles de cualquier persona que pase algún tiempo en Turquía y hacerlo en Bursa es todavía mejor. En nuestro caso, acudimos al hamam más antiguo de la ciudad, que ahora se ha convertido en poco menos que un spa de lujo (como podéis apreciar en la foto de la zona de descanso).

Interior de un hamam, Bursa, Turquía

Interior de un hamam, Bursa, Turquía

El baño turco en sí se trata de una estancia construida en mármol, con una piscina de agua caliente en el centro y bancos corridos en las paredes. Cada pocos metros hay un set de grifos con su pila respectiva y cada grupo de bañistas se colocan alrededor de uno de ellos para lavarse después de haberse remojado bien en la piscina. Todo hamam también cuenta con una mesa de mármol en el que la masajista (normalmente una mujer que parece una luchadora de sumo) se encarga de frotarte con una manopla especial hasta quitarte toda la piel muerta -y, probablemente también la viva. Después de unas horas en el hamam, sales de allí como nueva, tan limpia que brillas y con la piel más suave que el culito de un bebé.

Además de todas las atracciones turísticas que os he relatado, me gusta especialmente Bursa por el ambiente distendido de la ciudad, cuyo centro está salpicado de garitos en los que gente de todas las edades pasan el rato bebiendo té, fumando en cachimba y jugando al backgammon (el pasatiempo nacional). Esta ciudad universitaria me tiene ganada desde la primera vez que la visité, hace ahora 11 años, y nunca me defrauda.

Desde nuestra centro de operaciones en Mudanya también aprovechamos para visitar Iznik, una de las ciudades más importantes de la región en la época bizantina, y Tirilye, un bonito pueblo en la costa del mar de Mármara. Pero para leer sobre ellos tendréis que esperar al siguiente post.

Más fotos

Podéis disfrutar de más fotos de Bursa en este álbum web.

Suscríbete

Si te ha gustado este post y quieres recibir notificaciones cada vez que publique una nueva entrada, no tienes más que suscribirte:


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *