Archivo de la categoría: Rumanía

Bucarest: interesante capital rumana

La última parada en mi recorrido por Rumanía me llevó hasta Bucarest, la capital del país, a la que llegué después de mi breve paso por el parque nacional Bucegi. En las 24 horas que pasé en la ciudad no me dio tiempo a mucho más que a darme un par de paseos por el centro.

Biblioteca Central Universitaria, Bucarest, Rumanía

Biblioteca Central Universitaria, Bucarest, Rumanía

En todo caso, Bucarest no me pareció tan horrible como me la habían pintado. Sí es cierto que no es la ciudad más bonita o interesante de Europa, pero tampoco el horror post-apocalíptico comunista que describen algunos. Para empezar, no quedan ni rastro de los perros callejeros sobre los que me había advertido mi amigo Luis. Supongo que se han librado de ellos en los últimos años -no quise preguntar cómo-. Tampoco me encontré con más mendigos que en cualquier otra capital europea, aunque es cierto que sólo me moví por los mejores barrios de la ciudad. Sigue leyendo

Parque Natural Bucegi: montañas en el corazón de Rumanía

Mis aventuras veraniegas por el Este de Europa estaban llegando a su fin, pero antes de coger el avión de vuelta a España en Bucarest, me dirigí a las montañas del parque natural Bucegi, en la cordillera de los Cárpatos.

Parque Natural Bucegi, Rumanía

Parque Natural Bucegi, Rumanía

El trayecto nocturno en tren desde Maramures es uno de los peores que recuerdo. Las literas del coche-cama -el tren sólo tenía 3 vagones- estaban llenas, así que no me quedó más remedio que conformarme con un asiento. Eso sí, en un compartimento que parecía de los años 60 sin asientos individuales y en el que, por supuesto, no era posible reclinarse. Las 13 horas de camino se me hicieron infinitas, sobre todo cuando me entró el sueño y era casi imposible dormir en un sitio tan incómodo. En honor a la verdad, no todo fueron penurias, pues el paisaje de la primera parte de la ruta me encantó. Sigue leyendo

Maramures: cementerios y arquitectura tradicional en el norte de Rumanía

Después de 6 días recorriendo castillos y ciudades medievales en el corazón de Transilvania, incluyendo la preciosa Brasov y el enigmático castillo de Bran, llegó el momento de cambiar de aires y conocer otras regiones de Rumanía. El siguiente destino era la provincia de Maramures, una zona mucho menos turística en el noroeste del país.

Cementerio Alegre, Sapanta, Rumanía

Cementerio Alegre, Sapanta, Rumanía

Por una vez, y sin que sirva de precedente, decidí viajar con la máxima comodidad posible (¿me estaré haciendo mayor?) y aprovechando que iba en compañía -convencí a Stevie de que Maramures era la región más interesante del país- nos agenciamos un compartimento de coche-cama doble en el tren nocturno que se dirigía hacia allí. No sólo yo me sorprendí de esta vena derrochadora, ya que la cajera me preguntó 4 ó 5 veces si estaba segura que quería ese billete -carísimo, me dijo en varios idiomas-. Sin embargo, dormir como un lirón durante 7 de las 9 horas de trayecto acunada con el traqueteo del tren no tiene precio.

En mitad de la noche dejamos atrás las impresionantes montañas de la cordillera de los Cárpatos y a la mañana siguiente nos despertamos con un paisaje radicalmente distinto, mucho más llano y con campos de cultivo. Sigue leyendo

Transilvania: Rasnov y Bran

La siguiente parada en mi ruta por Transilvania me llevó hasta la impresionante ciudadela de Rasnov y el castillo de cuento de hadas de Bran.

Castillo de Bran desde los jardines, Rumanía

Castillo de Bran desde los jardines, Rumanía

Los montes Cárpatos a su paso por Rumanía se encuentran salpicados de antiguas fortalezas, que denotan la importancia estratégica de la región (y su convulsa historia) durante la Edad Media. Entre ellos se encuentran el castillo de Bran, que algunos intentan vender como la residencia de Drácula, y la ciudadela de Rasnov, una fortaleza que fue cedida al pueblo llano. Ambos lugares se pueden visitar en una excursión de un día desde la cercana ciudad de Brasov y eso precisamente fue lo que hicimos Stevie y yo aprovechando un soleado día. Sigue leyendo

Transilvania: Brasov

Aunque mi plan inicial para el verano era explorar Rumanía durante al menos durante un mes, mi paso por Bulgaria se alargó mucho más de lo previsto -no me esperaba tantos lugares increíbles- y al final sólo me quedó poco más de una semana para viajar por Rumanía. Sin duda, no es tiempo suficiente para conocer este interesante país del Este del Europa, pero intenté aprovechar al máximo mi estancia.

Cartel hollywoodiense de Brasov, Rumanía

Cartel hollywoodiense de Brasov, Rumanía

Llegar a Rumanía desde la ciudad fronteriza de Ruse, en Bulgaria, no pudo ser más sencillo, pues una furgoneta se encargó de transportarme hasta Bucarest en apenas hora y media de viaje (control de pasaportes incluido). ¡Me encanta la Unión Europea! Aunque sólo sea por lo fácil que resulta viajar entre sus países.

En todo caso, decidí dejar Bucarest para el final de mis días en el país, por lo que nada más llegar a la capital, me fui directa a la estación de trenes y puse rumbo a la famosa región de Transilvania. Sigue leyendo