Guía mochilera de Nueva Zelanda

¡Por fin está aquí! La guía mochilera de Nueva Zelanda con toda la información práctica necesaria para visitar este increíble país de manera independiente… Sólo te hará falta el billete de avión para disfrutar a tope de nuestras antípodas.

NZ

Guía mochilera de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda siempre ha sido una potencia turística, pero desde el estreno de la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos, los visitantes se han multiplicado para conocer de primera mano los fabulosos escenarios que aparecen en la película. Y el país no decepciona. Además, no hace falta saber qué es un hobbit para disfrutar de los paisajes que ofrece este maravilloso país, recorrer su infinidad de senderos, tumbarse a la bartola en alguna de sus playas o practicar algún deporte de riesgo. 

Por otro lado, viajar en Nueva Zelanda resulta sencillísimo. Se trata de uno de los países mejor preparados para el turismo del mundo. En cada pueblo, por pequeño que sea, hay una oficina de turismo, cuyo personal es de lo más amable y te ayudan con todo lo que necesites: te contratan el alojamiento, el transporte, las actividades y cualquier otra cosa que se te ocurra. Una verdadera maravilla si no has hechos los deberes antes de poner rumbo al país.

Dineros

La moneda oficial de Nueva Zelanda es el dólar neozelandés (NZD). El tipo de cambio con respecto al euro es variable, así que dependiendo de la fortaleza de cada moneda en ese momento el viaje nos puede salir más o menos caro. En mayo de 2016 un euro equivale a 1,64 dólares neozelandeses, aunque para saber el tipo de cambio exacto cuando vayáis a viajar podéis visitar esta página web.

New_zealand_money

Dórales neozelandeses

El uso de las tarjetas de crédito está bastante extendido en Nueva Zelanda, por lo que se puede pagar prácticamente todo con dinero de plástico. Algunos albergues sólo aceptan efectivo, pero son los menos y suelen avisar. Esto es una ventaja porque las comisiones suelen ser menores al pagar con tarjeta de crédito que cambiando dinero. Para obtener dinero en efectivo hay cajeros automáticos en todos los lugares turísticos y bancos en los principales pueblos y ciudades.

Nueva Zelanda es un destino bastante caro para ir de mochilera. La comida -incluso en el supermercado- y el transporte no son baratos, lo que encarece el viaje. Con unos 65NZD al día -el equivalente a 42€- puedes recorrer el país si duermes en albergues, haces autoestop a menudo, cocinas tu propia comida, te tomas una cerveza muy de vez en cuando y te apuntas a los tours y actividades justas.

New_Zealand_dollar_coins_May_2011

Monedas neozelandesas

Aquí van algunos de los precios aproximados que te puedes encontrar en Nueva Zelanda:

Alojamiento

  • Dormitorio en albergue: entre 25 y 35NZD
  • Dormitorio en los Grandes Senderos: entre 32 y 54NZD
  • Dormitorio en refugios: 5NZD en refugios estándar; 15NZD en refugios con guardabosque y alguna comodidad más
  • Habitación doble en albergue: a partir de 55NZD
  • Habitación doble en hotel: a partir de 85NZD
  • Camping en Parques Nacionales y Reservas Naturales: 6-18NZD por persona
  • Campings privados: a partir de 15NZD

Comida

  • Comida rápida (sandwiches, hamburguesas, kebaps,…): a partir de 8NZD
  • Trozo de pastel de carne en tienda/panadería: 5NZD
  • Comida en restaurante: a partir de 30NZD
  • Desayuno en cafetería: unos 15NZD
  • Café: 4NZD
  • Pinta de cerveza en bar: 8NZD
  • El precio de la comida en el supermercado es mucho mayor que en Europa, aquí van algunos ejemplos:
    • litro de leche: 2,50NZD
    • pan de molde: 2,50NZD
    • kilo de pechugas de pollo: 15NZD
    • kilo de manzanas: 4NZD
    • tercio de cerveza: 2,50NZD

Transporte

La verdad es que la red de transporte público en Nueva Zelanda es bastante completa, pues cuando no hay líneas regulares de autobús, siempre puedes encontrar algún servicio de furgonetas que te lleva a tu destino. El problema es que estos medios de transporte más pequeños están orientados casi en exclusiva a los turistas y son muy caros (sobre todo, si se calcula por kilómetro recorrido).

Por su parte, el tren es prácticamente una atracción turística más, que parece dirigida a disfrutar del paisaje más que a transportarse de un lugar a otro. Sólo circulan algunos días y los precios son mucho más elevados que los del autobús -e incluso que los del avión-.

La mayoría de los turistas, sobre todo, los que visitan el país durante un tiempo limitado, optan por alquilar un coche o una caravana. Es una buena opción, si se cuenta con el presupuesto para ello. Aquí van algunos de los precios medios del transporte en Nueva Zelanda:

  • Coche de alquiler: desde 30NZD por día
  • Litro de gasolina: aprox. 2NZD
  • Tren Auckland-Wellington: 180NZD, 11 horas de trayecto
  • Tren TranzAlpine de Christchurch a Greymouth: 180NZD, 4 horas y media de trayecto
  • Billete de autobús entre Auckland y Wellington: desde 30NZD
  • Billete de autobús entre ciudades más pequeñas: a partir de 20NZD (trayecto de 4 horas)
  • Furgoneta a la entrada de los Parques Nacionales desde el pueblo más cercano: a partir de 15NZD
  • Autobús urbano: aprox. 3NZD; 4,50NZD en Auckland

Para más información sobre transporte puedes ver el post dedicado a Cómo moverse por Nueva Zelanda.

Actividades

La oferta de actividades recreativas en Nueva Zelanda es prácticamente infinita. Aquí se puede hacer todo lo imaginable, desde lanzarse en paracaídas hasta tirarse por una ladera dentro de una bola de plástico gigante. Además de las actividades de riesgo, existen infinidad de tours para visitar todos los rincones del país.

No hay manera de aburrirse en este fascinante país. A continuación va una lista de algunas de las actividades y sus precios:

  • Tour de día completo en Milford Sound: 100NZD
  • Entrada al Auckland War Memorial Museum: 25NZD
  • Tirarse en paracaídas: 250-350NZD (12.000-15.000 pies de altura)
  • Tour por la Bahía de las Islas para avistar y nadar con delfines: 115NZD
  • Entrada al museo de Rotorua: 20NZD
  • Hacer puenting: desde 120NZD
  • Alquiler de bici de montaña en Rotorua: 50NZD
  • Tour por la Península de Otago: 100NZD
  • Alquiler de kayaks en el Parque Nacional Abel Tasman: desde 50NZD por persona y día
  • Water taxi en el Parque Nacional Abel Tasman: desde 30NZD 
  • Tour al Far North: 140NZD
  • Explorar el glaciar Franz Josef, con transporte en helicóptero y caminata por el glaciar: desde 340NZD
  • Tour en tren por la garganta Taieri: 90NZD
  • Senderismo en los Parques Nacionales: gratis

Consejos viajeros

  • Cocina tu propia comida: la comida es uno de los mayores gastos en Nueva Zelanda y, aunque los supermercados no son baratos, aún así es más económico que comer fuera.
  • No te fíes de la estación del año: en las zonas de montaña te puede nevar en cualquier momento, incluso en verano. Además, llueve mucho durante todo el año y a veces sopla un viento congelado desde la Antártida. La previsión meteorológica se convierte en un elemento imprescindible cada día. No es que acierten mucho, la verdad, pero menos es nada.
  • Hazte miembro de la Asociación de Albergues Juveniles y/o de BBH: prácticamente todos los albergues de Nueva Zelanda, especialmente fuera de las grandes ciudades, están asociados a uno de estos dos grupos y los descuentos rondan los 2,5 a 4NZD por noche.
  • Las recepciones de la mayoría de los albergues cierran a las 8pm: si vas a llegar más tarde de esa hora, tienes que avisar y te darán instrucciones para recoger tu llave. Si no has reservado y llegas a tu destino a partir de esa hora, tus opciones de alojamiento son muy limitadas.
  • No se puede hacer acampada libre, ni aparcar la autocaravana en cualquier sitio: aunque mucha gente piensa que se puede aparcar en cualquier sitio para dormir, la mayoría de los aparcamientos tienen señales claras de que no se puede pasar la noche allí. Una buena app con lugares interesantes y legales en los que aparcar la autocaravana por la noche es CamperMatePor otro lado, no se puede acampar fuera de las zonas establecidas en los Parques Nacionales.
  • Limita las visitas a los bares: a 8NZD la pinta de cerveza, sale muy caro tomarse unas cañas en este país.
  • Piensa en hacer autoestop: moverse a dedo por Nueva Zelanda es relativamente sencillo. Además, podrás llegar a lugares que no están cubiertos por las líneas regulares de autobús. Como en todos los sitios, esta práctica nunca es segura del todo y hay que tomar las precauciones habituales.
  • Si viajas en coche, ten en cuenta que apenas hay autopistas y la mayoría de carreteras son secundarias, con un límite de velocidad de 90Km/h. En otras palabras, no seas demasiado ambicioso con el número de kilómetros a conducir por día, especialmente en la Isla Sur. Además, siempre hay sitios increíbles por el camino que seguro te hacen detenerte cada dos por tres.
  • Echa un vistazo a las opciones de recolocación de vehículos: Desde 1NZD al día puedes hacerte con un coche o una autocaravana para llevarla de una sucursal a otra. El único inconveniente es que suelen darte poco tiempo para hacer el trayecto. Transfercar es una buena página para encontrar estos vehículos.
  • Elige las actividades que vas a realizar con cuidado: la enorme oferta de actividades en Nueva Zelanda resulta un poco apabullante y una quiere apuntarse a todas porque tienen una pinta estupenda. Sin embargo, no son nada baratas y pueden dejarte con el bolsillo tiritando en poco tiempo.
  • Ánimo con las moscas chupasangre: Estos pequeños insectos conocidos como sandflies son la tortura de todos los turistas que visitan Nueva Zelanda. En verano, aparecen por millones en cuanto te paras y sus picaduras se hinchan de tal manera que parece que te ha picado un elefante y no un bicho diminuto (por lo menos, a las desafortunadas con cierta alergia a las picaduras).

Lugares y actividades de interés

La lista de lugares y actividades de interés en Nueva Zelanda es casi infinita, pero aquí os dejo las que a mí me parecen más interesantes. En los comentarios podéis añadir las vuestras.

  • Hacer senderismo en alguno de los parques nacionales: Los parques nacionales de Nueva Zelanda cuentan con variados e increíbles paisajes. La mejor manera de disfrutarlos es ponerse a caminar en cualquiera de los bien señalados senderos que los recorren de cabo a rabo. Además, hay senderos de todos los niveles para que todo el mundo pueda disfrutarlos.
  • Ver brincar delfines en la Bahía de las Islas: Además de las islas que salpican esta zona del océano Pacífico, la Bahía de las Islas es hogar de delfines que no dudan en hacer piruetas junto a los barcos que llevan a los alucinados turistas.
  • Oler el huevo podrido de la actividad geotérmica de Rotorua y, de paso, ver algún géiser: Pocas cosas llaman más la atención que un chorro de agua saliendo despedido hacia el cielo. Los géiseres junto con fumaroras, piscinas termales y volcanes de lodo son algunas de las atracciones de Rotorua.
  • Conocer más sobre la cultura maorí en el Museo de Auckland: El fabuloso Auckland War Memorial Museum te enseñará un montón sobre los orígenes de los primeros pobladores de Nueva Zelanda.
  • Hacer un crucero por Milford Sound: El fiordo de Milford es uno de los sitios más visitados de toda Nueva Zelanda por méritos propios. Esta entrada del mar se encuentra flanqueada por preciosas montañas y salpicada por infinidad de cascadas. Además, con suerte se pueden ver lobos marinos, delfines y hasta pingüinos.
  • Sentirse como Frodo en el Parque Nacional Tongariro: Los amantes de El Señor de los Anillos tienen infinidad de oportunidades de visitar las localizaciones de la película en Nueva Zelanda, como el desolado Parque Nacional Tongariro, donde se encuentra el doble del Monte Doom.
  • Ver de cerca el glaciar Franz Josef o el Fox: La costa oeste de la Isla Sur neozelandesa cuenta con algunos de los glaciares más accesibles del país. Estas 2 lenguas de hielo descienden desde las alturas de los Alpes del Sur hasta casi tocar el mar de Tasmania.
  • Recorrer las playas paradisíacas del Parque Nacional Abel Tasman: El parque costero de Abel Tasman sorprende a los visitantes desde el primer momento, pues la arena dorada y el azul intenso del mar parecen más propios del Caribe que de esta parte del mundo..
  • Darse un chute de adrenalina: Nueva Zelanda está llena de oportunidades para poner nuestro corazón a 100. Ya sea saltando desde una avioneta o haciendo puenting, las opciones son casi infinitas. Uno de los lugares más preparados es la turística Queenstown.
  • Disfrutar de la tranquila capital de Nueva Zelanda y sus museos: Wellington no es la ciudad más vibrante del mundo, pero se trata de un buen lugar en el que desintoxicarse de la naturaleza neozelandesa con buenos museos y variedad de restaurantes.
  • Pedalear entre secuoyas en el bosque Whakarewarewa: Recorrer este impresionante bosque en bicicleta de montaña es una experiencia inigualable, esto es, si te gusta el ciclismo y los árboles gigantes.
  • Adentrarse en los Alpes del Sur en Arthur´s Pass: El paso de montaña de Arthur atraviesa la cordillera de los Alpes del Sur de este a oeste y ofrece unos paisajes que se pueden disfrutar incluso desde la carretera -o el tren-.
  • Pasear entre edificios victorianos en Oamaru o Dunedin: La arquitectura victoriana mejor conservada de Nueva Zelanda se encuentra en estas dos cercanas ciudades, cuyas calles parecen sacadas del siglo XIX.
  • Buscar kiwis en la Isla Stewart: el animal emblema de Nueva Zelanda es un escurridizo pájaro que, a pesar de no poder volar, se esconde que da gusto. Uno de los lugares con mayor número de ejemplares en libertad es la Isla Stewart. Y si no consigues ver un kiwi, la visita a la isla merece la pena por sí sola.
  • Explorar los alrededores de Auckland: A pocos kilómetros de la gran ciudad se encuentran playas increíbles, bosques frondosos y múltiples senderos.
  • Recorrer la carretera Milford parando en cada esquina: Milford Sound no es el único atractivo de esta zona del Parque Nacional Fiordland, pues la carretera que llega hasta el fiordo está repleta de fotogénicos lugares que merece la pena explorar.
  • Maravillarse con el pico más elevado de Nueva Zelanda en el Parque Nacional Monte Cook: El monte Cook se eleva imponente y puede divisarse casi desde cualquier punto del parque nacional. Aquí no hace falta caminar durante horas para disfrutar de las vistas de su pico nevado.
  • Hacer senderismo, escalada, piragua o simplemente relajarse en la preciosa Wanaka: Muchos son los motivos que han convertido al pequeño pueblo de Wanaka en uno de los lugares favoritos de los neozelandeses. Entre ellas, su localización privilegiada a orillas del lago del mismo nombre y la infinidad de actividades al aire libre que se pueden realizar en los alrededores.
  • Conocer el punto más septentrional de Nueva Zelanda y, de paso, una de las playas más largas del mundo: La zona conocida como Far North se encuentra en el norte de la Isla Norte neozelandesa y allí las playas desiertas y los acantilados se suceden hasta llegar al final del país: el cabo Reinga.
  • Subir hasta las cimas de los Alpes del Sur caminando por los senderos Kepler o Routeburn: Estos 2 senderos del Parque Nacional Fiordland te llevan hasta lo más alto de la cordillera para dejarte con la boca abierta. No sólo se ven montañas en todas direcciones, sino que los senderos también atraviesan preciosos valles, lagos, bosques, cascadas,… Un verdadero paraíso para los amantes del senderismo.
  • Disfrutar de los animales salvajes y el paisaje de la Península de Otago: Pingüinos, lobos marinos, albatros reales y leones marinos son algunos de los habitantes de esta interesante península en la costa este de la Isla Sur de Nueva Zelanda.
  • Caminar por el Parque Nacional Monte Aspiring: puede que este parque nacional sea menos conocido, pero no por ello es menos espectacular que sus vecinos. Existen numerosas opciones para darse un paseo por este increíble lugar, desde cortas caminatas en llano a complicados senderos para los que hacen falta varios días.

También te puede interesar

Guías de Viaje

Si te ha gustado esta guía mochilera de Nueva Zelanda y quieres echar una mano al blog, puedes comprar la guía para tu viaje -en papel o electrónica- a través de Amazon:

LP Nueva Zelanda

Lonely Planet

Guía Azul NZ

Guía Azul

Guías visuales NZ

Guías visuales

Seguro de Viajes

¿Necesitas un seguro de viajes para tus aventuras por Nueva Zelanda? Aquí puedes obtenerlo fácilmente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *